Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘agua’

En la película de Fellini, “La dolce vita”,  Marcello (M. Mastroiani) persigue a Silvia (Anita Ekberg) mientras ésta busca leche para su gato blanco… En un recodo de Roma encuentra de repente la Fontana di Trevi… En mi opinión, una de las mejores imágenes de la historia del cine y la segunda razón por la que alguna vez acariciaré el pelo (rubio) y mojado de una mujer en una fuente…. 😀

“¡Marcello! Where are you?”

Read Full Post »

INCENDIO, INCENDIO.

EL RÍO ARDE A RATOS

ERAS VERANO Y MIL TORMENTAS

¿Y DE QUIÉN?

EL FUEGO ERA NUESTRO,

SIEMPRE

PERO SÉ, ME LO REPITO:

“TODO ARDE SI LE APLICAS

TODO EL AGUA, TODO EL AGUA”

CHAPOTEO EN LA LAGUNA, ENGULLO EL ESPERMA

Y SIGUE QUEDANDO DENTRO AGUA

AHORA LA CENIZA YA NO ME ES AJENA

ESTOY EN MEDIO DE NINGUNA PARTE

PERO NO ME QUEJO, ESE ERA EL PRECIO

DE QUE EL FUEGO FUERA PROPIO

SIEMPRE

¿CUÁNDO SE LLENARAN LOS ATAUDES DEL TODO

DE AGUA?

Read Full Post »

“RECORDAR: del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón.” E.Galeano

Noche en Damasco…

Son las siete. En Damasco anochece pronto. Es el momento de que saques el mechero y quemes esa guía tan “informativa” que parece tu tercer brazo, tu pequeño Gran Hermano. Quémala de hecho o de metáfora, pero quémala.

A la noche de Damasco hay que llegar sin prisas y con ganas de perderse. Disfrutar de las callejuelas que no llevan a ninguna parte, de los arcos repletos de banderines, de la luz ocre de las farolas, de los puestos de zumo de naranja.

Sin prisa y con toda la calma del mundo. Nadie te molestará. Los restaurantes están abarrotados hasta la medianoche, después es el momento de té, la danza y los narguiles. A los sirios les encanta bailar, tocar la pandereta, recitar sus cuentos sin edad. A los sirios les gusta contar, les gusta que les cuenten, les gusta charlar y también estar en silencio.

La noche está llena de bicicletas dormidas y de agua que gotea en las fuentes (con el vaso de metal apoyado en la piedra). Burbujea la fiesta en las casas. Esta ciudad es la de los cuentos de las Mil y una Noches. Esta sí. Nadie te molestará. En uno de los cuentos del libro, el sultán encarga a un mercader encontrar la historia más maravillosa jamás contada. Los esclavos salen a buscarla y finalmente uno la encuentra: está en Damasco, en la boca de un hombre que borbotea cuentos todas las noches. Se llama Abu Shadi y es el último de los grandes contadores de historias.

Salgo a buscarle.

Read Full Post »