Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘corazon’

corazon graffitiPastila de canela, pollo y almendras en el Valle de las Rosas; lentejas y hospitalidad bereber; rico pescado y el mejor chocolate en Essauira; Marrakech y la plaza donde confluyen las vidas de los hombres; una casita del árbol en el valle del Dadés; conducir un Fiat Panda por pistas por donde cruzan los ríos del Atlas; dormir en una antigua kasba del oasís de Agtz; salvajes playas del Atlántico; amanecer en el Sáhara….

Pequeños trazos de Marruecos que, como el jabón negro del hammam, exfolian y limpian el corazón. Tenemos mucha piel muerta encima y es necesario frotar, sacudirse la suciedad y el cansancio. El alma tiene contracturas que se calman con el silencio y el abrazo sin prisa.

Me encontré con mucha gente en este viaje cuya mayor aspiración era ser feliz y estar con los suyos DE VERDAD.  Ah… Pero para eso hace falta renunciar a muchas cosas (o en la mayoría de los casos no haberlas tenido nunca). ¿Estamos dispuestos? Un viaje a un país exótico, un vestido comprado en Lavapiés o comprar tomates ecológicos no son más que la confirmación de que para que nuestro sistema funcione tiene que haber una pequeña parcela de “rebeldía” inocua que nos hace sentirnos únicos. Esa sensación de que estamos en una película y el resto del mundo son sólo actores-turistasimbéciles-gentesinnadaenlacabeza es la pieza maestra del mecanismo.

La gente se arregla todos los días el pelo, ¿por qué no el corazón?

Yo… casi siempre….no sé muy bien cómo hacerlo.


Anuncios

Read Full Post »

Ahora ya tienes el corazón rojo, pero no sabes qué hacer con él. Aparece de pronto el segundo elemento de la suma… ¿Tú conoces algo que dure siempre?

DESDE QUE TE PERDÍ (o el amor después del amor o qué hacer con ese desmesurado corazón rojo)

“Las cosas no andaban bien, nada me salía,
mi vida era un túnel sin salida, pero…

Desde que te perdí se están enamorando todas de mí
y hasta algunas me quieren convencer
que con ellas podría ser feliz.

Desde que te perdí las puertas
se me abren de par en par,
se me abrió hasta la puerta de Alcalá
y yo aprovecho cada oportunidad.

Desde que te perdí nunca tuve tal libertad
desde que te perdí no me importa nada de ná…”

Read Full Post »

Mi amigo Tupperman lleva unas semanas sin parar de hablar del amor. Él dice que quiere taxonomizarlo y  yo de taxonomizar no entiendo mucho. Ni siquiera sé si comprendo del todo esa palabra. Para mí es como una mezcla entre coger un taxi y disecar a un animal. O disecar un taxi mientras le dices al animal que tome la M-40… Algo así. Si pienso en el amor, yo lo que veo es una suma de dos partes. 7+9, 8+2, 3+4: una suma de dos tiempos que no sé si sabré sumar. A lo mejor se me ha olvidado…

I Parte:

Padre de Otto: – Me gusta que haga frío, ¿y a ti?
Otto: – El frío, no, ¿por qué?
Padre de Otto: -En invierno tiene que hacer frío, para que luego nos guste la primavera, verde y preciosa.
Otto: – Yo prefiero el verano, que hace calor.
Padre de Otto: – Es necesario que la vida tenga sus ciclos. Todo nace y muere.
Otto: – Todo no.
Padre de Otto: – ¿Tú conoces algo que dure siempre?

Y desde entonces, nunca he tenido el corazón tan rojo...

Read Full Post »