Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘dolor’

Todo lo que diga sobra,

Los Piratas en el Círculo de Bellas Artes.

Los sueños a las siete de la mañana, levantarse con sudor frío en la espalda.

Hasta dormida, ¿para qué? Si cada vez que vienes me convences… Me abrazas y me hablas de nosotros dos…

Todo vuelve, todo va, todo arde y todo ahoga.

¿Quién dijo que podíamos estar por encima del pasado…?

Yo lo repito como una oración

ES HORRIBLE EL MIEDO INCONTENIBLE

Read Full Post »

Read Full Post »

¿Queda otra opción?

Read Full Post »

Leopoldo María Panero

No es tu sexo lo que en tu sexo busco

sino ensuciar tu alma

desflorar:

con todo el barro de la vida

lo que aún no ha vivido.

“El que no ve” 1980

Read Full Post »

“Un salón antes de la Revolución Francesa. La historia completa del mundo occidental en un refugio, la víspera del cataclismo del gran cambio. Fuera, el mundo se va cuarteando por la costuras que lo mantenían unido a lo largo de milenios; dentro, la seda se va agrietando a golpes de miedo y belleza”.

Así describe Tomaz Pandur, autor y director del drama de “Barroco”, esta fascinante reflexión sobre el amor, el dolor, las obsesiones y la Historia.  Una obra que estará en el Teatro Fernán-Gómez hasta el 27 de septiembre con el genial reparto de Blanca Portillo, Asier Etxeandia y Chema León.

“Barroco” no tiene un hilo conductor naturalista, la trama son los golpes emocionales. El espectador es el voyeur de una relación que no entiende del todo, pero que  intuye muy destructiva y peligrosa. Es la historia del Vizconde de Valmont y la Marquesa de Merteuil. Antihéroes, antagónicos e inseparables. Cazadores de enorme vanidad, personajes en búsqueda permanente de la belleza, amantes agónicos y obsesivos. El personaje Barroco, casi un ángel celestial, trae a estos dos personajes al presente y así logra que sean atemporales y cercanos al mito.

Personajes repetidos a lo largo de la historia e historias protagonizadas por los mismos personajes. Es el eterno retorno de Nietzsche. Un tiempo cíclico que a cada vuelta debería enriquecerse con la experiencia anterior… Pero que en “Barroco” se degrada, la seda se cuartea.  Pandur, conocido por sus impactantes creaciones, asegura que “es ingenuo pensar que hay un drama que representar hasta el final. Es más interesante suponer que estamos representando una y otra vez la misma historia, continuamente”.

Un espacio vacío y laberíntico. Una selección musical ecléctica y la coreografía “sin baile” de Nacho Duato. ¿El objetivo? Aprender, de nuevo, a amar bien.

Pero para eso hay que llegar a la última vuelta de tuerca. Como dice Pandur, “si debemos poner a prueba hasta el límite todas nuestras posibilidades, también debemos poner a prueba el límite de la destrucción”.

Read Full Post »