Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mezquita’

De pequenya me llamaban cuentista. De noche mi madre, antes de dormir, me leia siempre un cuento y cuando ella se cansaba de leer, me inventaba lo que ponia en las paginas de los libros. El libro que mas me gustaba era el de las Mil y Una Noches, habia tantas historias que nunca parecian acabarse. La ciudad de Damasco aparecia en muchas de ellas…

Me la imaginaba caotica, de colores, con el olor a cardamomo mezclandose con el del falafel recien hecho. Repleta de tunicas y turbantes, con gente paseando por las calles a cualquier hora, charlando en los quicios de las puertas. Y esa es Damasco: la ciudad de mis cuentos y un verdadero laberinto medieval. Nunca sabes a que callejon te conducira la estrecha calle por la que estas andando, si llegaras al patio de limoneros de una casa o a la imponente mezquita Omeya (la tercera mas sagrada del Islam) Caminando descalza por el patio de marmol de la Omeya un jeque de los Emiratos se me acerca. Do you want that I put the scarf on my hair? No, no! El jeque se sonroja, quiere que nos hagamos juntos una foto, le encantan mis pantalones anchos, dicen que son de Baghdad. Poco a poco se va sumando mas gente a la foto y acabamos diciendo “salam malekom” dos jeques, tres irakies, una turca, un frances y yo. En el patio sagrado los ninyos juegan al escondite, rodeando la tumba de Juan el Bautista.

Medieval, arabe hasta la medula, con gente de una tranquilidad y amabilidad asombrosa:esta es Damasco. Apenas hay extranjeros y los que hay vienen a trabajar o a aprender arabe. Es la idea perfecta de turismo… y ahora yo soy el bicho raro. Don’t you speak arabic? Nooooo….. Aqui casi nadie habla ingles y lo que funciona es el lenguaje de gestos, las sonrisas y decir muchos sukran (gracias) repetidas veces. Aunque los sirios te miran muy curiosos siento que se me respeta mucho. Quizas porque soy una mujer occidental: las sirias se me acercan muy cordiales, tocando mi pelo rizado y a los sirios les encanta que sea espanyola, del Al-Andalus, como ellos dicen.

En un par de dias parto hacia Libano, mientras tanto sigo vagando por las calles de la ciudad de mis cuentos.

Anuncios

Read Full Post »