Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘periodismo’

1. Regalar el tabaco a los parados, para que mueran lo antes posible, y prohibirlo entre todo aquel que esté cotizando a la Seguridad Social.

2. Con el objetivo de garantizar que los pensionistas del futuro puedan cobrar un subsidio, volar Benidorm con todos los jubilados españoles dentro.

3. Debemos motivar el estudio en los jóvenes, ya que el futuro está en sus manos. Distribuir entre los colegios videos de Magdalena Álvarez con el rotulo: “Si no estudias, puedes acabar así”.

4. Todas las crisis económicas mundiales hasta la fecha se han saldado con una guerra mundial. Así pues, debemos potenciar desde ya el gasto armamentístico. No será fácil, ya que la gente tiene enormes prejuicios contra los conflictos bélicos. Habría que generar alguna excusa de cara a la opinión pública, como la recuperación de la Guerra Civil, dado que tenemos experiencia y el ambiente social ya está preparado.

5. Cambiar el modelo de negocio español. Apostemos por jóvenes emprendedores con innovadoras líneas de negocio dispuestos a cobrar 600 euros al mes con contrato de prácticas.

6. Dejemos de subvencionar estupideces, ya que las estupideces siempre encuentran la manera de materializarse aún sin dinero público.

7. Debemos impulsar sectores económicos de riesgo, tales como ser filósofo licenciado en Valladolid o el periodismo independiente.

8. Potenciemos nuestros reclamos turísticos. Propongo abrir un Museo Guggenheim en todas las ciudades que den asco y repetir la Feria de Abril en julio y noviembre.

9. Carece de sentido que en España tengamos tantos periódicos. Podríamos abaratar costes haciendo un solo periódico con las siguientes secciones: extrema derecha, derecha, centro e izquierda moderada.

10. Debemos invertir en las generaciones futuras. Para enriquecer la sociedad es fundamental que los jóvenes aprendan a pensar por sí mismos lo que el poder quiere que piensen. Sólo así conseguiremos una sociedad del bienestar.

Read Full Post »

Mi contacto hasta ahora con la población saudí se había reducido a tres situaciones:

– 1: Un chico se pasa media hora mirándome en la Mezquita Omeya (Damasco, Siria). Vestía “raro” (raro para Siria). Túnica blanca hasta los pies y la cabeza cubierta también de blanco. Me miraba. Y yo no paraba de subirme la capucha de mi túnica gris hasta los pies. Mi primer día en Siria y sola… Me subo la capucha.  El guía de la mezquita se acerca para traducirme al inglés: “Es de Saudi Arabia. Me pregunta si es posible que os hagáis una foto los dos juntos”. Yo encantada.

– 2: Mientras mi taxista sirio arramplaba el Duty Free de la frontera entre Jordania y Siria un señor compra seis móviles. El blanco de su túnica me pica en los ojos. Tengo 700 liras sirias en el bolsillo (unos 10 euros)…  Mi taxista me llena los bolsillos de cartones de Marlboro para pasar la frontera; me siento sucia y deforme ante tanta blancura.

– 3 Espero la cola de un cajero en Damasco con Pili. No hay más dinero, los 700 se han acabado y en todo Siria sólo hay cajeros en esta ciudad.  Y éste es el último que funciona.  Cinco de estos señores de blanco están delante sacando liras una y otra vez, hasta el máximo, una y otra vez. Media hora.  Otro tipo, éste sirio, se dispone a sacar.  NO HAY DINERO. Aparece una irani e intenta saltarse la cola (costumbre de las mujeres en Irán), el sirio pasa del tema. La iraní se pone a chillarle, el sirio ni la mira, los saudíes se ríen desde lejos, la hija de la iraní llora, el sirio le dice que “se vuelva a su país” (traducción cedida por Pili).

Mis pobres conclusiones:

1- Los saudíes son los alemanes europeos. Turistas en potencia.

2- Los saudíes tienen pasta.

3- ¿Dónde coño están las mujeres? ¿Cómo visten? ¿Salen solas? ¿Por qué nadie habla de las mujeres saudíes cuando los hombres se pasan el día reunidos con señores occidentales sin bigote? ¿Por qué no sé nada de nada?

Hoy, gracias al fantástico blog Objetivo Oriente Medio, he sabido un poco más. Más sobre por qué no hay mujeres de Arabia Saudí turisteando en Siria o en Líbano, más de por qué no sé más. El documental está firmado por Discovery Chanel y realmente es muy interesante.

Transcribo el resumen que Itxa ha hecho de cada parte:

Video 1:

En esta primera parte vemos cómo la periodista tiene que adoptar las costumbres sauditas de vestimenta (ponerse el conocido’abaya negro que cubre cabeza y cuerpo) y desplazarse siempre acompañada por un hombre, en su caso, un señor escolta que le proporciona el gobierno y que será puente de comunicación entre ella y cualquier hombre.
1er choque: el vestuario. Incómodo y caluroso.

2º choque: a la hora de comer sólo podrá acceder a las zonas especiales para mujeres.

3er choque: se da cuenta de que en Arabia Saudí las mujeres se encuentran toda su vida en plena sumisión hacia el hombre. Si son solteras, dependen de su padre; si están casadas, de su marido; y, si son viudas, de sus hijos. Las mujeres no pueden tener DNI ni pasaporte, tampoco ir a ciertos lugares, como un hospital por ejemplo, sin el permiso de éstos sus guardianes.

4º choque: primer encuentro con las autoridades, en este caso, la policía religiosa o moral que le transmiten, a través de su escolta por supuesto, que no están de acuerdo en que vaya por ahí llamando la atención con una cámara. Pero al final le dejan continuar con su trabajo.
5º choque: maltratos ocultados. Muchas mujeres son golpeadas y maltratadas por sus maridos (bueno, esto también pasa en otros países). Hace un tiempo una famosa saudí decidió publicar sus fotos en el hospital tras una paliza asestada por su marido. Le aprobaron el divorcio. Hoy en día el 50% de los matrimonios en Arabia Saudí terminan en divorcio, un derecho que el Corán reconoce pero que en este país se convierte en una carrera de obstáculos para la mujer.

6º choque
: ¿cómo podrá haber reformas si en este país está prohibido criticar al gobierno? Además, las reuniones de más de 20 personas necesitan de una orden gubernamental especial.
7º choque: Hay elecciones municipales y 3 son las mujeres que se han presentado candidatas pero no quieren hablar con la periodista por miedo. Finalmente, una de ellas acepta y es la segunda entrevista en la que aparece el controvertido tema sobre el problema y limitación que el periodo (la menstruación) supone para las mujeres a la hora de desarrollar ciertos derechos. Esta no es la opinión de la candidata, sino de muchos hombres (y mujeres) en este país.
8º choque: periodista y mujer, la mezcla maldita. Entrevista a una de las pocas periodistas que existen en este país (de las que escriben, no de las que ponen la cara bonita en la televisión). Imaginad por un momento cómo sería trabajar para un medio y cada vez que necesitárais hacer una llamada o escribir un email (unas 20 veces cada mañana, vamos) tuviérais que hacerlo a través de la mediación de un hombre. Aunque recientemente esta norma se ha suavizado un poco en el caso de las periodistas que estén ejerciendo su profesión.

9º choque: entrevista frustrada con la sociedad nacional de Derechos Humanos. Primero, le niegan el paso en la puerta por ser mujer. Tiene que entrar por la puerta especial para las mujeres. Después el delegado no accede a la entrevista porque piensa que una mujer hablaría mejor sobre los derecho de la mujer. Una vez que consigue hablar con una mujer, ésta tampoco acepta ser entrevistada porque está en contra de su religión!

El documental termina con una sensación un poco extraña. Sobre todo con respecto a las nuevas generaciones, mujeres jóvenes que se esfuerzan por sacar adelante una familia y un título universitario. El problema es que, al final, este título se queda cogiendo polvo en el armario.
Además, en las elecciones municipales que se mencionan ni siquiera les está permitido a las mujeres votar…
Que cada uno saque sus propias conclusiones. Es increíble cómo priman los intereses económicos en la información.  Desde Occidente, nos pasamos el día satanizando a los kurdos, a la Hezbollah, al Ramadán, a la familia Real jordana, a Siria Eje del Mal… ¿Dónde está la mujer de Arabia Saudí?
Pero todos tenemos un coche, moto o autobús que arrancar por las mañanas…

Read Full Post »

1- Invadir Cuba
2- Invadir Venezuela o, en su defecto, asesinar a Chávez
3- Invadir Ecuador
4- Colgar a Fidel Castro o, mejor aún, retransmitir en directo por televisión su agonía en un canal 24 horas
5- Qué lástima que la ex mujer de Hugo Chávez no le castrase
6- Qué lástima que no matasen a Chávez durante el golpe de estado
7- Qué lástima que Zapatero no padezca una enfermedad terminal

Read Full Post »

Una persona muy especial me dijo hace algun tiempo que si tuviera que definir al periodista lo haria como un ser errante, que viaja buscando la noticia, queriendo siempre estar donde las cosas ESTAN ocurriendo.  Alguien que se despierta a las cuatro de la manyana porque de repente tiene claro cual va a ser el titular de su cronica o el hilo conductor de sus declaraciones. El periodista polaco Kapuscinski es un buen ejemplo de ese informador que pone toda la carne en el asador (nunca mejor dicho), que desea ir a los lugares donde ni el taxista mas ambicioso iria, esos sitios que como el Libano despiertan nerviosismo con solo nombrarlos.

Esta afirmacion me ha dado miedo durante anyos. Supone asumir que el resto de redactores son “secretarios”, escribas, esas personas que desde su despacho esperan la llamada pertinente para realizar su entrevista, con un cafe y aire acondicionado por bandera. Esa soy yo.  Trabajo en una revista especializada con un puesto creativo, se valora mi trabajo y me han ascendido en tan solo cuatro meses. Mi nomina dice que soy redactora.

Llegamos al tristemente famoso Libano. En Beirut nos espera Natalia, una amiga de Pili especializada en estudios de Oriente Medio.  Toda su infancia vivio en  Argelia y se ha pasado media vida viajando. Es periodista.  Ella si.  Hace un anyo que vive en Beirut con Karim, su marido.  El es libanes y ha estudiado filosofia. Ella es espanyola y estudio periodismo. Casualidad?

Su casa es como la de cualquier pareja joven: muchas paredes todavia sin cuadros, una cama cuanto mas grande mejor y mucho olor a incienso. Con la diferencia de que todo su edificio esta “decorado” por las balas y las granadas de la guerra que este pais vive desde siempre. El ultimo impacto de su fachada es de apenas tres meses.

Un lugar donde (por sistema) la luz se corta cada dia tres horas, el agua corre cada tres dias, en cada esquina hay un tanque de vigilancia y tienes la marca de una bala atravesando tu televisor de plasma. Un lugar donde uno no puede andarse con medias verdades.  Se es informador o no. La noticia a cubrir no es la ultima obra de Nancho Novo, sino la situacion de los refugiados irakies. Ya no es esperar a que te pasen la nomina a final de mes, sino chantajear al taxista para que te lleve a los barrios donde hermanos palestinos se cosen a balazos.

Beirut es muchas mas cosas. Pero para mi sobre todo ha supuesto una bofetada con la realidad. Y no soy periodista. Y tras Beirut el miedo se ha convertido en vertigo. Porque si algun dia hago una verdadera cronica tendra que ser esto.

Read Full Post »