Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tristeza’

INCENDIO, INCENDIO.

EL RÍO ARDE A RATOS

ERAS VERANO Y MIL TORMENTAS

¿Y DE QUIÉN?

EL FUEGO ERA NUESTRO,

SIEMPRE

PERO SÉ, ME LO REPITO:

“TODO ARDE SI LE APLICAS

TODO EL AGUA, TODO EL AGUA”

CHAPOTEO EN LA LAGUNA, ENGULLO EL ESPERMA

Y SIGUE QUEDANDO DENTRO AGUA

AHORA LA CENIZA YA NO ME ES AJENA

ESTOY EN MEDIO DE NINGUNA PARTE

PERO NO ME QUEJO, ESE ERA EL PRECIO

DE QUE EL FUEGO FUERA PROPIO

SIEMPRE

¿CUÁNDO SE LLENARAN LOS ATAUDES DEL TODO

DE AGUA?

Anuncios

Read Full Post »

Ha muerto Paul Newman. Era algo que se esperaba, desde que el propio actor anunció este verano que padecía un cáncer terminal de pulmón y se retiraba a morir con los suyos, como Carlos V en Yuste. Hoy estoy triste. Sé que parece una estupidez entristecerse por la muerte de alguien a quien no conocemos, con quien nunca hemos intercambiado una palabra o hemos visto en persona; pero Newman es en parte responsable de que el cine sea una de mis pasiones.

Desde que en el Instituto comencé a ver sus películas (gracias la mítica colección de VHS de El Mundo) me quedé enganchada a sus hipnóticos ojos azules, a su sonrisa y a su imponente presencia física. Me gusta este actor por encima de cualquier otro. Era único, desde que vi su Gata sobre un tejado de Zinc he soñado varias veces que un borracho adorable golpeaba mi alma reseca con sus muletas. Hoy ha sido un día de esos en que se me quiebra el alma. Así es como se empieza a amar a los mitos y eso es también lo que pasa cuando una soledad se instala en tí para siempre.

Ahora además sé que es un buen actor, que era un hombre al que sus compañeros de profesión valoraban por su coherencia, su integridad y su afán de superación. Estoy deseando ver las películas que ha dirigido, descubrír sus proyectos solidarios y saber algo más sobre su sólido matrimonio con Joanne Woodward y sobre los periodos más trágicos de su vida, como la muerte por sobredosis de su hijo Scott.  Aunque hace siglos que no veo una película suya, y aunque en el fondo, muy en el fondo de mi corazón, reconozco que hay otros que, tal vez, trabajaran mejor. Newman es Newman. Uno no elige a qué muertos llorar…

¿Y ahora qué? Pues seguiré pensando que estaba por encima de los demás, que tenía la mirada más bonita y azul que nos ha dado el cine y que no creo que en mi alma quepan más actores míticos.  En cierta forma me siento en deuda. Gracias a él, he disfrutado de horas  inolvidables.

Afortunadamente me quedan sus películas. Esta misma noche le rendiré tributo y me pondré alguna buena película suya: El golpe, La gata sobre el tejado de Zinc, Marcado por el odio, El buscavidas... Es la suerte que tienen los mitos, a ellos podemos volver cuando queramos, ellos sí han alcanzado la inmortalidad. La memoria no se cansa de repetir y repetir.

Pd: Os presento a mi Kyro: “el gato sobre la colcha guatemalteca”. Morir y nacer, sin descanso. ¿A qué es lindo?

Read Full Post »